Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 23 de febrero de 2008

Sueño perdido, tú mi agonía y la ansiedad. Pienso en ti. No tiene caso, mejor rompo la ilusión y me escondo en tu sueño perfecto. Ahí estoy mejor, vuelo más alto, te beso más veces y somos ideales.Te regalo todas las canciones que rondan en mi cabeza fría. Escúchalas cuando la timidez me haga temblar sin poder articular palabra, más que la nada y la congoja de no poder fingir que me gustas. El fulgor dibuja lo que eres: mi mi amor desarmado. Estás cerca ahora, pero me gustaría que estuvieras más. Ya me transformaste en un llanto alegre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Armario de los placeres

Receptáculo de recuerdos, concepciones y sospechas.

Ad líbitum