Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 1 de febrero de 2009

Para la exposición pictórica Pincel Outsider

(Leído el 31 de enero de 2009)
El pintor Iván Alcántara Tamez se expone esta noche ante los ojos del mundo. Es tangible. Se arriesga y comparte con nosotros las imágenes que lo conforman. No sigue reglas no cree en vacas sagradas ni en dioses ocultos tras sus altares. Es un outsider. Un libertario. No es un artista fortuito es un artista naciente que comunica estados anímicos. En los lienzos se plasman sus mejores iras, bilis, llantos y sus días de plenitud y reflexión. Se convierte en el hombre libre que ansía ser.
En las galerías de “El Bardo” conoceremos a su alter ego James daltónico y James oculto entre mariposas. El pintor como el poeta Federico García Lorca, no se deja seducir por la inspiración. Va más allá. Se deja guiar por musas, ángeles y duendes.
El arte como creación humana lo salva del aburrimiento, del ocio, del tedio y de sentir el paso del tiempo encerrado en una cárcel. Con ganas de aire y sol Iván Alcántara Tamez nos comparte la reinvención de las 4 estaciones: Tributo a Lola Primavera, Verano Fecundo, Otoño Sangre y Amor boreal. Devuelve identidad a los climas del planeta.
Bienvenidos a sus misteriosos hallazgos interiores: el amor al arte plástico y a la música. De estilo vivo, aún virgen y frágil. Todavía no contaminado de críticas destructivas. Su expresión nos invita a la frescura inédita de sus pinturas vivas que nos evoca la libertad ansiada. Amor liberado del tiempo. Un autor que no se repite, reintenta paisajes de elementos recién creados. El fluir de la sangre del artista recorre las fibras de la manta cubierta de geso. Participen de este rito de esta fiesta.
De la herida que deja perder la libertad la creación renace y se regenera.


Exposición pictórica Pincel Outsider de Iván Alcántara Tamez en la sala de lectura y restaurante El Bardo. De martes a domingo de 10 a.m. a 7 p.m. Calle Acuña 180 sur. Entre Victoria y Ramos Arizpe. Centro histórico. A media cuadra del cine Palacio. Saltillo, Coahuila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Armario de los placeres

Receptáculo de recuerdos, concepciones y sospechas.

Ad líbitum